La obesidad extrema se le llama obesidad mórbida. La cirugía que se realiza a estos pacientes se llama cirugía bariátrica. Cuando han disminuido de peso se presenta de manera uniforme una serie de problemas, abajo enumerados, que hacen tributario al paciente a ser intervenido de cirugía reparadora:

La atrofia mamaria

  • En la que se pierde un volumen importante de mama sin que la posición de la misma se vea alterada. La piel suele quedar ligeramente redundante y el tratamiento está dirigido a recuperar las tallas perdidas. Pare ello la solución esta en un aumento mamario.

La ptosis mamaria

  • La mama que ha aumentado mucho de volumen se distiende, con lo que el pezón que ya solía estar un poco bajo se encuentra ahora por debajo del surco submamario. Su corrección se realiza mediante técnica de elevación de mama, con o sin prótesis.

La hipertrofia mamaria

  • El comportamiento de la mama es muy heterogéneo, y el aumento de peso que se produce en algunas mujeres puede dar lugar a un volumen muy grande. Su corrección pasa por técnicas de reducción de mama.

La laxitud abdomina

  • La sobre distensión abdominal por la obesidad conduce muchas veces a un exceso de piel que no siempre se recupera. Para recuperar la forma perdida y la tersura del abdomen es preciso muchas veces realizar una abdominoplastia o miniabdominoplastia. La existencia de estrías periumbilicales (alrededor del ombligo), justifica aún más este procedimiento.

La dehiscencia de rectos

  • Su tratamiento suele acompañar a la abdominoplástia tras el adelgazamiento ya que la distensión abdominal puede separar los músculos rectos dejando una debilidad en la línea media del abdomen.

La laxitud de muslos

  • La distensión de la piel de los muslos durante la obesidad va a dar lugar a que con la perdida de peso haya una gran cantidad de tejido sobrante. El lifting de muslos permite volver a tensar la piel redundante en muslos y nalgas.

La laxitud de brazos

  • Con la perdida de peso es muy frecuente que en la cara interna de los brazos sobre piel, y por lo tanto quede colgando al levantar los mismos. Esto hace que con determinadas prendas la forma del brazo no sea muy correcta. El lifting de brazos permite que la forma de esta zona del cuerpo se recupere.