Cirugía intima femenina

En esta última década, el número de procedimientos quirúrgicos para remodelar los labios menores de las mujeres han crecido de forma muy importante, incluso en mujeres jóvenes nulíparas. Los motivos para solicitar esta intervención van desde problemas con la ropa interior, su prominencia bajo la ropa, especialmente con el bañador, irritación vulvar, inseguridad, etc.

Indicaciones

Todas las pacientes que presenten una hipertrofia congénita de labios o excesiva laxitud de los mismos, bien tras embarazos, bien por perdidas importantes de peso, pueden beneficiarse de esta cirugía.

Técnica

Hay diferentes técnicas descritas para este tipo de cirugía, y la elección de una u otra será en función del grado de hipertrofia-laxitud, si queremos colocar la cicatriz en el introito o bien en el reborde de los labios. Es una cirugía que se realiza de forma ambulatoria con anestesia local que se puede acompañar de sedación endovenosa. El tiempo quirúrgico es de alrededor de 1 hora, pudiendo posteriormente irse la paciente a su domicilio.

Postoperatorio

Se puede realizar una vida casi normal, evitando el ejercicio físico y llevar prendas ajustadas, los puntos caen en su mayoría de forma espontánea y sólo debe tenerse cierto cuidado en la higiene íntima. El número de complicaciones es muy bajo, destacando dehiscencia de algún punto, que curará por 2ª intención tras una pequeña revisión con anestesia local.

Resultados

El resultado es evidente casi en el mismo postoperatorio, y podríamos decir que definitivo entre los 2-3 meses post-cirugía. Es una técnica con la que se consiguen muy buenos resultados, duraderos y con un alto índice de satisfacción.