El objetivo de la reducción de mama es corregir el exceso de volumen y caída de las mamas. Pese a las cicatrices que deja es una cirugía altamente gratificante. La hipertrofia mamaria o la gigantomastia (caso extremo) provocan no sólo una imagen antiestética en el busto, sino que además dan o exageran la sensación de sobrepeso perjudicando la imagen en su conjunto.

Anestesia

  • General.
  • Regional.
  • Se requiere de entre 12 y 24 horas de ingreso hospitalario.

Incisones

  • En toda la areola, y una vertical, desde la zona inferior de la areola hasta el surco submamario (se disimulan muy bien al cabo de 12 meses).
  • En los casos más ptósicos (distancia areola- pezón > 30 cm.), será generalmente necesaria una incisión horizontal a través del surco submamario (tarda de 12-18 meses en disimularse) e incluso puede ser preciso realizar un injerto con el complejo areola-pezón.

Complicaciones

  • Hematoma. Piel superficial y dura 7-10 días. Excepcional un hematoma importante.
  • Infección (Muy poco frecuente).
  • Seroma (Muy poco frecuente).
  • Asimetría residual. Por lo general no afecta el resultado definitivo de la intervención.
  • Cicatrices visibles. Las incisiones areolar y vertical son muy poco visibles. Algo más frecuente en la incisión horizontal. En ocasiones pueden requerir una revisión con anestesia local.
  • Dehiscencia de las heridas. Muy excepcional. Se curan espontáneamente con pomadas. En ocasiones se requerirá un retoque de las mismas con anestesia local.
  • Disminución de la sensibilidad de la areola-pezón.

Cuidados posteriores

  • Reposo relativo los 5 primeros días.
  • No realizar esfuerzos las 2 primeras semanas.
  • Uso de un sujetador deportivo con/sin banda ortopédica superior el primer mes.