En el siglo XXI, los tratamientos faciales mínimamente invasivos están liderando el tratamiento del envejecimiento facial, dados sus buenos resultados, menor agresividad, recuperación más rápida y menor coste económico.

Distinguiremos diferentes líneas de tratamiento:

- Rellenos intradérmicos y subdérmicos:

Mediante la infiltración de diversos productos de biotecnología, temporales (ácido hialurónico) y permanentes (polialquilamidas), así como grasa autóloga concentrada, se consigue una corrección total o parcial de surcos, arrugas y cambios de proyección facial. Las zonas más frecuentemente tratadas son los surcos nasogenianos, los labios, la frente y los pómulos. Son procedimientos que se realizan de forma ambulatoria, bajo anestesia local y que necesitan entre 2-5 días de recuperación.

- Toxina botulínica

Es el tratamiento antiarrugas que más se ha popularizado en los últimos 10 años. Hay 3 casas comerciales que lo ofrecen (Vistabel, Boucouture, Azzalure).
Esta indicado principalmente para el tratamiento de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara (periorbitarios o “patas de gallo”, entrecejo y frente). En algunos pacientes puede estar indicado en otras localizaciones como las bandas del platisma cervical y región perioral.

- Peelings químicos

Instaurados a principios de los años 90 del siglo pasado, juegan un papel muy importante a la hora de conseguir un aspecto limpio, fresco y sano de nuestra piel, retardando de forma eficaz y nada agresiva la aparición de arrugas y el envejecimiento de la piel. También nos ayudará en la prevención o disminución importante de la aparición de lesiones pigmentadas e hiperqueratosicas, tan típicas del envejecimiento cutáneo facial.
Se clasifican en suaves (Glicólico, salicïlico) e intermedios (Tricloroacético y fenol tamponado), Se realizan en la propia consulta médica y no precisan de período de recuperación excepto en los intermedios, como son los de ácido tricloroacético y de fenol tamponado, que ocasionan la aparición de una moderada durante los días posteriores a la aplicación

Anestesia

  • En zonas sensibles se aplicará anestesia local.

Contraindicaciones

  • Pacientes con historia de reacciones anafilácticas.
  • Afecciones de la piel cerca de la zona a tratar.
  • Colagenopatias y tratamientos inmunosupresores.
  • La medicación anticoagulante y la hipertensión, favorecen la aparición de hematomas.
  • En pacientes con predisposición a padecer brotes de herpes labial, se prescribira medicación preventiva desde dos días antes del tratamiento.
  • Pacientes embarazadas o en periodo de lactancia.

Cuidados posteriores

  • Durante el día posterior al implante procurar no gesticular en exceso, para ello esta indicada una dieta blanda que no precise en exceso de masticación. Aplicar Thrombocid pomada si se produjera algún pequeño hematoma (morado).
  • Utilizar protección solar durante un mes.

Complicaciones más frecuentes

  • Hematoma.-Normalmente pequeño y de una semana de duración, se puede tratar con Thrombocid pomada y disimular con maquillaje.
  • Trastornos de la pigmentación.-Se evitan con la utilización de filtros solares con alto índice de protección UVA/UVB mayor de 20, y evitando la exposición directa al sol los días inmediatamente posteriores al implante.

Los comentarios están cerrados.